sábado, 31 de mayo de 2014

En esos tramos de la vida


 La vida, eso que  se nos otorga por la ley natural,  y que la casualidad de donde nos preparen la cuna decidirá, en buena  parte lo que será de nosotros, y que muy a pesar nuestro, no nos tratará  a todos igual. En algún tramo del difícil recorrido de la vida, la sociedad  echará un capote por medio de la enseñanza a los que se van quedando rezagados  y tratará, no con mucho entusiasmo, pero algo es algo, de igualar la balanza. Como dijo Poniatowska a ..."los ilusos, los destartalados, los candorosos"...
 Y para que  eso se haga realidad, hay centros con personas, enseñantes, que se dejan el alma en hacer que ese tramo de vida, de  chicos y chicas en esa edad especialmente conflictiva,   la mayor parte  de familias pobres, desestructuradas, escasos de normas,  y sin ningún interés por aprender,  les ayuden por lo menos, a superar lo que les venga detrás. Es esa otra parte de la enseñanaza que se conoce menos pero que importa tanto.
     
LLevo días queriendo escribir algo aquí, por la tonta idea de  que no pasara este mes sin tener ninguna entrada. Hoy, el último día del mes y en época de finales  de muchos cursos de enseñanaza, he descubierto que es verdad eso que se dice  de que los árboles no nos dejan ver el bosque, porque  ese "algo"  lo tenía  muy cerca de mí, y  quiero compartirlo  con ustedes.







"Hoy fue el último día de clase de mis alumnas de ACE. 
Los más cercanos a mí, sabéis que este ha sido un año bastante duro pues estas niñas tienen el temperamento tan grande y fuerte como su capacidad para querer (nos decía una de ellas hoy a otra profe y a mi: " no se como no se os ha caído el pelo del estrés..." refiriéndose a que no siempre se portaban muy allá con nosotras jejeje)
Ahora recordando como lloraban hoy al despedirse de nosotras y de sus compañeras, pienso en la intensidad de todo lo vivido durante el curso, y como, a pesar de los muy malos momentos que hemos pasado, se van con experiencias totalmente distintas a las anteriormente vividas, con la sensación de que pueden conseguir cosas si de verdad se lo proponen, con amigas que hoy lo siguen siendo porque resolvieron conflictos hablando entre ellas, con ganas de quererse más a sí mismas y muchísimas cosas más...
Yo también, a pesar de que creía que no llegaría a junio en mi sano juicio, también hoy le doy gracias a Dios por lo vivido con ellas. Porque he aprendido mucho de mi, de mis límites, de lo que soy capaz y de lo que no, y de que a pesar de que hayan sido capaces en alguna ocasión de sacar lo peor de mi, también han conseguido hacerme entender el amor incondicional al que debe estar dispuesto a dar un educador si de verdad quiere ver crecer a sus chavales. Ese amor incondicional que un xtiano debe regalar a los demás a pesar de que él no reciba lo mismo.
Hemos plantado semillas que no sabemos que fruto darán y que ni si quiera veremos crecer. Un trabajo que puede parecer poco agradecido, pero que tan solo con el Gracias y el abrazo de una de ellas hoy al despedirnos, me ha sabido a quince cajas de bombones de agradecimiento juntas"


Esto  escribe mi hija en su muro de FB, psicóloga, profesora de ACE, en el Centro Juvenil  "Las Naves", de  Alcalá de Henares. Una de los muchos docentes  que en estos días tendrán sentimientos parecidos.

ACE:  Aulas de Comprensión Educativa, de la Comunidad de Madrid.  

Purificación.
Imagen Internet

24 comentarios:

  1. Te felicito por tu hija y el extraordinario trabajo que hace, tienes que sentirte muy orgullosa de ella.Besicos

    ResponderEliminar
  2. No sé lo que es ACE. Yo he dado PCPI, creo que es algo que va en esa línea. Alumnos dificilísimos. Felicidades a tu hija por su vocación de educadora a lo grande. Yo aguanté solo un curso.

    Besos, Puri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mª Ángeles, veo que lo entiendes muy bien.
      Besos.

      Eliminar
  3. Lo comprendo pero que muy bien. Es fabuloso enseñar y sentir que hacemos algo por vocación verdadera.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siempre hay un motivo para ilusionarse. Besos.

    ResponderEliminar
  5. El sentimiento de ver las
    hojas verdes de esa semilla que por años regabas.
    De esas hojas verdes que por años el orgullo te sembró el bosque más hermoso de la vida: Los hijos, cuando repiten ese interés de ayudar a los demás. Un hermosas entrada. Saludos a ti y a tu familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mario, por tus bonitas palabras.

      Saludos.

      Eliminar
  6. todo un acierto es tu blog
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena a las dos:

    A ti Puri porque sabes muy bien lo que es un Centro de Personas Adultas y has sabido aprovecharlo en grado máximo, a la vez que no olvidas a aquellas personas que te ayudaron

    Y a tu hija también por su escrito tan sincero y emotivo que has reproducido aquí. Aunque a veces parezca que la semilla no va a crecer, luego a su tiempo, nacerán las flores y lucirán como esos campos de Monet que tanto te gustan a ti. Y ya sabes que hablo con bastante conocimiento de causa.

    Has hecho un gran trabajo como madre y ella lo ha sabido recoger. Felicidades a la dos.

    Besos

    Luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luz me has emocionado, muchas gracias por tus palabras
      Besos.

      Eliminar
  8. Hola te podrías pasar por mi blog http://mieternoamorporloslibros.blogspot.com/ soy nueva como todos lo fueron, Gracias

    -Besos

    ResponderEliminar
  9. Amiga, que gran labor hacen, además que las dos partes aprenden, se nutren, recogen frutos...
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí María, por lo menos lo intentan por las dos partes, gracias.

      Abrazos

      Eliminar
  10. Tiempo al tiempo. Está bien que, a ciertas alturas de la vida, se crea en el milagro de la agricultura. Será el tiempo, en sus dos versiones, quién se encargará de demostrar la inutilidad de plantar una semilla que acabará arruinada por la sequía o las inundaciones y (caso de sobrevivir) acabará vendiéndose de saldo en los mercados. Pero hay que seguirlo intentando, aún a sabiendas del final.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe que el resultado depende de muchas cosas.

      Besos.

      Eliminar
  11. Las lágrimas me impiden casi escribir este mensaje, tan emocionada me ha dejado el texto de tu hija, Puri. ¡Mil felicitaciones por su labor!. Con tanto amor puesto, seguro que serán muchas las semillas que germinen.

    Gracias a ti por tu bienvenida en casa, ye he comenzado a relatar mi viaje. Besos a ambas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Myriam, supongo que aun siendo pocas, las que salgan adelante será un logro.

      Ya veo que vienes con muchas cosas que contar. Te iré leyendo.

      Besos

      Eliminar
  12. Gran labor la que hacen los Maestros. Felicidades a Fany.

    Besos a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucha gente anónima que ponen todo de su parte para hacer bien su trabajo, nada más ... y nada menos.

      Muchas gracias, Kety.

      Besos


      Eliminar

Por razones ajenas a la autora de este blog, no se admiten comentarios anónimos. Pido disculpas y espero volver a permitirlos más adelante. Gracias.