lunes, 16 de septiembre de 2013

YO, UN BIZCOCHO



Es un problema cuando un bizcocho como yo (me llaman el del "yogurt")  nace con tantas dudas existenciales.
¿Qué número haré yo, cuántos habrán  salido de las mismas manos, y del mismo horno, y de la misma imaginación, y les colocaron  en esta misma mesa?
No sé si los otros, los anteriores,  se cabrearon tanto como yo  cada vez que una cara enorme se asoma  por la ventanilla para ver si crezco adecuadamente. Fui algo lento, lo reconozco, pero no por mi culpa, un poco de levadura se quedó en un doblez del sobre y me costó lo que nadie sabe subir y subir hasta conseguir este aspecto apetitoso y saludable, que tengo.  Tanto, que mi amorosa manipuladora,  después de exclamar ¡pero que  bonito! fue y ¡zas! me  hizo una foto. 
Pero estaba mucho más en forma,  hasta que me clavaron ese  agujón de los c... para hacerme la prueba del nueve en cocción, que según dicen, asegura  que ya estás  bueno para que te coman. Y ahí,  en ese mismo momento, tengo que reconocer que me desinflé un poco.
Pues nada,  aquí estoy  en la bandeja  de los bizcochos esperando poder "compartir" unos cuantos desayunos rápidos y alguna  que otra merienda agradable, menos el último trozo, porque una vez perdida mi buena presencia y mi tacto mollar, empezará a rodar por los rincones hasta que   alguien por pura pena me hará miguitas en un café con leche. 
Soy casero, sencillo y nada pretencioso,  y sería  fabuloso si alguien se pusiera a llorar por que  mi olor le rcuerde a toda su infancia, y encontrara de golpe todo "su tiempo perdido".




  
 La que lleva  "esto", dice que no va a dar explicaciones de  como se me hace porque  todo el mundo lo sabe, si ella lo dice...  también dice  que estoy muy bueno.

Un bizcocho 


Puri.
Fotos, propias

18 comentarios:

  1. Cada bizcocho es único, no te amargues por eso, bizcocho de yogur. Tienes muy buena pinta, seguro que estás buenísimo. Yo ya no me acuerdo de cómo hacer uno como tú, aunque alguna vez hice alguno, incluso con microondas, qué palidez, qué horror. Ni comparar con tu espléndido bronceado.

    Ñam,ñam.

    Besos, Puri.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. No negaré que tu foto, bizcocho, me tenía tan nervioso y aveces ni prestaba atención a lo que decías...

    Pamisola, qué genialidad narrar sobre algo tan común como lo es un hornado delicioso, meloso y que protesta de una forma hasta burlesca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Querido Bizcocho : eres de una sensibilidad arrolladora, eres tan tierno.....¡que si no estuvieras tan lejos yo misma te hincaba el diente!. Tu moreno aspecto y esas miguitas delatadoras que asoman, son tu perdición.
    ja,ja,ja Puri!, ¡tu bizcocho se ha rebelado!.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta riquísima tu bizcocho, dan ganas de coger un trocito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ya lo creo que estás muy bueno señor bizcocho y te aseguro que no hay ninguno que se pase por mi mesa que le de tiempo a rodar por los rincones pues desaparece cómo por arte de magia......bueno quería decir por lo golosa que soy:-)
    Genial este monólogo del bizcocho.Besicos

    ResponderEliminar
  7. Si tu bizcocho continúa con dudas existenciales, mándalo a mi consultorio
    que yo se las resuelvo a todas de un mordisco jajajajaja.

    Besos itinerantes
    (ahora con frio, luvia, viento y una primavera con complejo de invierno o un invierno
    que se niega a bailar con la Primavera)

    ResponderEliminar
  8. Doy fe de que apeteces, bizcochito. Y, por ahí se empieza. Vas a durar poco.

    ResponderEliminar
  9. Hola! Porque nos gusta lo que haces y como lo haces queremos compartir un premio contigo, pasa a recogerlo por nuestro blog.
    Feliz miércoles!

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, desde que no hago un bizcochón! Viendo éste, me he quedado desconsolada.
    mmmnnn mmmnnn
    besitos mmmnnn

    ResponderEliminar
  11. Qué rico el bizcocho y que buena su historia
    Feliz miércoles!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias!!! Como ya dijimos para nosotras el premio son vuestras visitas y comentarios, no siempre nos podemos pasar a visitar todos los blogs, nos encantaría pero el tiempo nos limita. Tu blog nos gusta mucho y eres una de las personas que nos regala amables comentarios en todas nuestras entradas, por eso pensamos en tí. El premio es tuyo y puedes hacer con él lo que tu quieras, nos encantaría que lo aceptases y no es necesario que realices ningún protocolo.
    Besinos Puri

    ResponderEliminar
  13. Querido bizcocho:

    Te he comido varias veces y fabricado por distintas manos. Mis alumnas sabían lo que yo te apreciaba y siempre me traían a clase algún trozo. Los he comido redondos, con un agujero en el medio, también alargados y cuadrados, porque tú sencillo bizcocho, estás muy rico de todas formas. Puedes tener fruta dentro pero también te puedes rellenar con almendras, nueces en fin que de todas las formas estás muy muy bueno.

    Hasta yo, que soy un desastre para la cocina, te he fabricado alguna vez y en mi casa desapareces rápido. Este bizcocho tan apetitoso de tu ama aún no lo he probado, pero tiempo al tiempo.

    Puri, muchos besos por este apetitoso bizcocho que entra por los ojos.

    ResponderEliminar
  14. Puri, voy a estar unos dias fuera (por tu tierra natal), vuelvo a mediados de la semana que viene. Hasta entonces. Besitos

    ResponderEliminar
  15. Hace dos semanas estuve yo. Que te vaya muy bien.


    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Podrá hacernos hasta llorar con sus fragancias nostálgicas; lo saborearemos, lo disfrutaremos mientras contemplamos cómo su perfecta blandura y dulzor se deshace en nuestra boca....¡Y mira que somos desagradecidos!, no le perdonamos la vida.
    Pobrecillo...

    ¡Me ha encantado este texto!, sabes sacar sonrisas y que hasta me has hecho compadecerme de un hermoso bizcocho. Tu texto lo ha llevado a la eternidad de las palabras :)

    Un abrazo alegre

    ResponderEliminar
  17. Tienes suerte, yo soy un plum cake de hipermercado, y mi aroma solo trae fragancias de las ofertas 2x1 (que, por cierto, equivale a 2, no digáis que además de provocar colesterol, los bollos industriales somos incultos)
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar

Por razones ajenas a la autora de este blog, no se admiten comentarios anónimos. Pido disculpas y espero volver a permitirlos más adelante. Gracias.